La baja cotización de los autónomos los condena a pensiones reducidas

Publicado por:

El importe medio de la pensión por jubilación para un autónomo fue de 678 euros en 2014. Un 40% menos de lo que percibió de media un pensionista que había cotizado como asalariado (1.143 euros al mes). La brecha entre los dos es muy grande y según diversos informes, continuará aumentando en los próximos años para un colectivo que supera hoy por hoy los tres millones de personas en España.

Más del 85% de los autónomos está cotizando en la Seguridad Social por la base mínima y, por lo tanto, cuando se jubilen también les corresponderá una pensión pública muy reducida. Las dificultades económicas y la precariedad -más de un tercio de los autónomos afirma que con su negocio “casi no llegan a final de mes”- juegan un papel importante al decidir cuánto aportar, ya que hasta el 65% de los que están afiliados por el mínimo asegura que “no se puede permitir aumentar la base de cotización”.

Algo que produce especial preocupación es el desconocimiento que impera entre los autónomos cuando se plantean su futura jubilación. Y es que cuatro de cada cinco trabajadores por cuenta propia no saben cuánto cobrarán aproximadamente de pensión en el momento en que se jubilen. Aunque mayoritariamente se enfrentan a una pensión baja, el 43% no adopta ninguna medida de ahorro o inversión a largo plazo, de cara a complementar sus ingresos cuando dejen de trabajar.

edarassessors

Sobre el autor:

Asesoría creada en el 2002 en Badalona, Barcelona, fruto de la inquietud de sus socios fundadores. Nuestro objetivo ha sido especializarnos en la pequeña y mediana empresa, así como en los profesionales y particulares ofreciendo un asesoramiento integral dentro de los ámbitos Fiscal, Contable, Laboral y Mercantil, así como servicios integrales para inmigrantes residentes en la Comunitat Autònoma de Catalunya Leer más